Indigestión durante cardio

La indigestión durante los entrenamientos cardio es común porque los músculos utilizados en el ejercicio desviar el flujo sanguíneo lejos de su tracto digestivo, alterando las obras. Lo que es aún más desconcertante es que el impacto de correr, la inclinación hacia adelante del ciclismo o patrones de respiración inadecuados durante la natación en realidad puede promover la indigestión mediante la estimulación de su interior de manera incómoda. Hay algunos trucos para aliviar el dolor a mediados del entrenamiento, y un poco de previsión y planificación puede prevenirlo por completo.

Trabajar en un estómago vacío puede dejar agotado la energía, pero debe tiempo sus comidas correctamente para evitar la indigestión. Los pequeños aperitivos están bien hasta la última hora antes de su entrenamiento, pero las comidas grandes se deben comer al menos tres horas antes. Esto le da a su cuerpo la oportunidad de comenzar la digestión antes de desviar el flujo sanguíneo, y corre un riesgo mucho menor de problemas de estómago durante su entrenamiento. Experimente para ver qué tiempo funciona para usted.

Mantener sus niveles de líquido ayuda a lubricar su sistema digestivo, permitiendo que las cosas procesen un poco más rápido. Beber agua durante su entrenamiento también puede ayudar a lavar el ácido de nuevo a donde debería estar. La Clínica Mayo recomienda beber de 2 a 3 tazas de agua durante las tres horas anteriores al entrenamiento, beber al menos media taza cada 20 minutos durante la sesión y beber de 2 a 3 tazas por libra perdida durante el entrenamiento después. En los días extremadamente calurosos, es posible que necesite aún más agua.

Si cree que podría experimentar indigestión durante su entrenamiento, tome un reductor de ácido sin receta antes de comenzar. Otra opción es mantener una tableta de antiácido en el bolsillo para que pueda masticar a mediados de ejercicio si siente los síntomas que se avecinan. Si sabe qué alimentos provocan su indigestión, evítelos antes de su entrenamiento o incluso la noche anterior si hace ejercicio temprano en la mañana. Los disparadores comunes incluyen el chocolate, el café, las cebollas y los cítricos.

Apoyarse en una pose de ciclista aerodinámico pone presión en su abdomen y hace que el ácido aumente, así que experimente con una postura más vertical. El impacto constante de correr sacude sus interiores y causa problemas, así que modifique su modo de andar para minimizar el rebote y maximizar el movimiento hacia adelante. Los nadadores deben aprender a exhalar bajo el agua para que no tengan que exhalar e inhalar cuando giran la cabeza. De esta manera, se traga menos aire que puede causar indigestión. No importa su deporte, se centran en la absorción de impactos y técnicas de respiración suave para mantener las cosas funcionando sin problemas.

Tiempo Su Nutrición

Mantente hidratado

Ser proactivo

Cambie su técnica